November 16, 2017

June 29, 2017

June 21, 2017

June 10, 2017

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

Industrialización de la Porcelana

May 7, 2017

Según el Diccionario de la R.A de la Lengua, una vajilla no es otra cosa que una materialización artística y artesanal en la que interviene además del moldeo, la creación y decoración del barro. Compuesta por un conjunto indeterminado de platos, tazas, fuentes etc destinados al servicio de la mesa. La porcelana ha sido siempre considerada como un artículo de lujo imprescindible en las mejores mesas. 

 

Una vez reseñado su origen y composición, nos vamos a referir a las que fueron los principales exponentes en la transformación de la porcelana y su posterior industrialización, iniciando esta parte historiográfica con la original porcelana de Capo di Monte. 

 

El que luego fuera Rey de España, Carlos III contrajo matrimonio con María de Sajonia, nieta del fundador real de la fábrica de porcelana de Meissen. Fue tanto el interés de sus productos despertó en el Monarca que decidió comenzar su propia elaboración. 

 

La futura fábrica se instaló en las afueras del Palacio del mismo nombre, Capodimonte, que fuera además residencia real en Nápoles. Posteriormente se proyectó el edificio en La Alameda a la que se deben la elaboración de las primeras piezas de porcelana. Con el tiempo esta factoría dio a luz a una de las más famosas formas del arte italiano.

 

Desde su fundación en 1.743 se contrataron químicos y se reunión a un importante elenco de pintores, miniaturistas y modelistas. 

 

La fábrica producía floreros, cuencos, juegos de té, vajillas y hasta bastones. Uno de los principales problemas que se presentaron en la misma fue el delograr una mezcla adecuada que otorgara a las piezas la calidad de las auténticas porcelanas chinas, siguiendo las directrices marcadas por la manufactura de Meissen. 

 

Cuando Carlos VII de Nápoles y Sicilia se convierte en el Rey Carlos III de España y se traslada a nuestro País, viene acompañado de numerosos artesanos con un objetivo definido cuál era la creación de una nueva fábrica en el Buen Retiro, en un lugar muy próximo a su Corte en Madrid. 

 

 

 

Así Carlos III con su subida al trono de España embarcó desde Nápoles acompañado de artistas y un ingente material de pastas, modelos, vaciados y diseños de todo tipo. Hombres como Shepers, Bautista, Fratre, Bonicelli y otros muchos constituyeron la base material de la madrileña fábrica del Buen Retiro.

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos